Ni un paso atrás o sobre desconexión.

“Bajé al sótano en busca de un mal consejo,

usé tus puñaladas como vacuna…”

Tendría que escribir un epitafio

por cada versión que inventé y arrojé

al mundo para justificarme

ante otro hálito de percepción.

 

Tendría que haber escrito un preludio

para cada silencio.

No tendría así que justificarme.

 

Y me enredo, hoy, como todas las mañanas que fumo,

escribo, desayuno

tarde,

amanezco pronto

y me olvido la medicación en el armarito,

en la idea de que lo distintos que somos ahora

podía haber sido el lazo perfecto

de habernos conocido en otro universo o s. e-t.

 

Y es ahora, llega el momento,

me muerdo una uña y me dejo en carne viva

vomitando sobre cualquier superficie

mientras me fumo un cigarro

y suena Sabina en repeat.

Estamos gritando todas las personalidades,

míranos.

Me muerdo otra uña y pienso en ti,

eres todo ausencia.

Y yo estoy desnuda sobre tu recuerdo,

tentando a las ganas de accidente,

aullando de miedo,

como si alguien escuchase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s